El salvado de trigo es el producto que queda al refinar el grano de trigo. El salvado corresponde a lo que serían las capas más externas del grano y más concretamente del pericarpio, con sus tres subcapas: ericarpio, mesocarpio y endocarpio (rica en fibra y minerales), la testa (rica en vitaminas y enzimas) y la capa aleurona (rica en proteínas y grasas).

El salvado de trigo tiene un elevado nivel de proteínas, bajo contenido en grasas y rico en hidratos de carbono, además de un alto nivel en vitamina B y E.